21 oct. 2010

Se dió la vuelta en la cama, intranquila.

Miró a la forma arrebujada que tanía a su lado y sonrió al comprobar que era él.
Se acercó a su espalda y posó el oído, cerrando los ojos, concentrándose en el latido de su crazón solamente interrumpido por el ruido sordo de sus respiraciones.
"Querida alma gemela..." Le dedicó en su mente mientras escribía formas indescriptibles en esa vasta extensión de piel, tantas veces recorrida, que ahora eran su diario personal.
Era ya muy tarde, pues la atrevida luna le guiñaba el ojo desde el alto firmamento, acompañada, cómo no, de su séquito de estrellas, que brillaban admirándola y sonriendo al cielo negro que las sostenía.

Como hechizada se incorporó sin dejar de mirar por la ventana. Sonrió malévola al satélite que la desafiaba, la retaba a luchar. Era un duelo de belleza igual que en el mismo juicio de Paris pero esta vez la manzana de oro estaba ya podrida. Eris reía burlonamente desde su trono, observando sarcástica el escenario.
Se levantó de la cama y abrió los cristales de par en par, haciendo que el viento ondease sus cabellos color avellana. Se subió al marco de la ventana y le habló con voz muda, pero la luna le contestó ausente. Y así transcurrió la madrugada, lanzándose dentelladas de rabia y con el ansia de la victoria en su interior.
Pero antes de que el primer rayo de sol apareciera para dar fin a la lid, la luna sedienta de poder, llamó a Bóreas para acabar con aquella absurda discusión. El viento rugió feroz, y ella cayó en picado de la ventana, impactando contra el suelo.
La luna rió triunfal antes de dejar paso al astro rey que la miraba de reojo,desconociendo su personalidad por completo.

Él despertó y vió los barbitúricos en la mesilla de noche. El miedo agudo le punzó todo el cuerpo cuando vió la ventana abierta. Se levantó de la cama como impulsado por un resorte y la vió desde las alturas, con esa efímera sonrisa muerta.
Desde ese insante, renegó de admirar la belleza de la Luna y sólo vivió para el Sol,para cerrar los ojos cada anochecer y así sentenciar el fin de esa pálida arrogante que le despojó de lo que más amaba.

19 oct. 2010

Princesa de obsidiana

-Y aquí me hallo, a tus pies, pidiéndoós que me mireis con vuestros ojos flamantes. Sé que me equivoqué, que nunca podré reparar el daño que os he causado pero no me dejeis vagar sola, os lo ruego.
Supongo que por vuestras maneras y vuestros modos, habeis pasado una vida mejor que la mía.
Me alegro enormemente, pero si seguís siendo el que erais, no me desampareis, guíadme en el camino de desesperanza que me llena el pecho, que hace que me despierte empapada en sudor por las noches.
Sabeis ya lo que siento por vos, no puedo pediros más que vuestra noble compasión y que me ayudeis a superar esta agonía, este dolor que se encierra en mis más profundas entrañas y no me deja conciliar el sueño. El perdón queda lejano de mis intenciones pero si pudierais tan solo otrogarme una pequeña porción de él, me marcharé contenta de haber conseguido lo que deseo.

Él la miró desde su trono y habló con los ojos entornados:
-Supongo que ya era buena hora de que dejarais de lado vuestro orgullo y vinieseis a mí. Es de nobles el recapacitar. Sabed pues que vuestros sentimientos ya no me interesan, he tenido que esperaros durante muchos, muchos años, y mi corazón se ha marchitado. Me desposé hace unos meses y ahora soy completamente incapaz de volver a esos juegos de críos en un pajar con vos, mi lady.Vuestra marcha me hizo trizas y nunca supe el porqué de tan terrible desaparición. Sólo quedé ante este caos de neblina y oscuridad y vos nunca os preocupasteis por mi... Lo siento, pero mi perdón no tiene cabida para vuestros actos.

Se le rompió el alma.
Nunca pudo volver a amar a nadie después de aquello. Él había sido la única persona a la que se había entregado y ni siquiera le había dejado explicarse. Ni siquiera el beneficio de la duda. Lloró y lloró, agotó la sal de su cuerpo. Sabía que no le tendría nunca más y eso la desgarraba por dentro. Se retiró del salón con la cabeza alta, pero con el corazón en los infiernos, sintiéndose la más rastrera y vil de la raza humana.
Nunca pudo perdonar a sus padres que la obligaran a salir de la ciudad durante la noche, para instruirla como guerrera del rey. La falta de varones hizo que hasta las mujeres pudieran ingresar en el ejército. No le dió tiempo a despedirse de nadie y mucho menos, de él. Les odió,incluso después de muertos. Iba todos los días al cementerio, a dejar flores secas.
...

Secas, igual que su amor.

26 jul. 2010

Macabra y violenta.



Te voy a hablar con la verdad,
me cuesta tanto imaginar
me cuesta tanto aceptar que el "tu y yo" ya no se va a usar...

Así aprendo una vez mas las cosas que realmente amas, te apuñalan la espalda.
Debes ver de lo que soy capaz, tengo un complejo muy cruel y psicópata...

Te Quiero para mí.
Sólo para mi.
¿No ves que conmigo es puro frenesí?

Estoy tramando un plan par hacerte enfadar, quiero que te quede claro que si no es conmigo, CON NADIE VAS A ESTAR.

Confía en mí, amor, lo tengo todo calculado, si algo sale mal, te pido perdón de antemano.

Pues así soy yo te tengo un amor obsesivo y un poco tétrico...
Te invito a sentir, bienestar sin fin, dame tu mano pongámosle fin al sufrir.

No lo hago por mí , sino por los dos, será macabro, pero salvará nuestro amor.

Me tienes que creer,
tienes que confiar,
pues el sentimiento es profundo y también real.

De nuevo

Nuevamente escucho esa canción y te recuerdo.
Nuevamente oigo tu voz y las lágrimas acuden a mis ojos.

¿Acaso es que me has olvidado? ¿Quizá te has cansado de mi?
Yo sólo pretendía amarte, darte todo mi corazón para que lo guardases junto al tuyo, pero veo que estaba muy equivocada. Que en realidad sólo me utilizas a tu antojo, privándome de la libertad que tanto ansío.

¿Quién eres tú que asaltas en mis pensamientos y me robas los sueños?
Ya no te reconozco...
Tus miradas me parecen gélidas y tus gestos, están llenos de repudio.

Podré volver a ver la luz del sol brillar,sí, pero no será a tu lado.
Pues has sido tú quien me ha cubierto el cielo de nubes, quien ha transformado los dorados amaneceres en grises ocasos, en insulsas noches plagadas de pánico.

¿Sabes lo más triste...?

Que a pesar de todo no puedo evitar quererte.

12 jul. 2010

Thinkin´ about You


Soledad... amarga compañera de este tortuoso camino, que el destino me ha obligado a seguir sin ti. Eres la que me hace compañía en mis noches más desoladoras, esas en las que tu recuerdo empapa mis ojos, aquellas que me hacen gritar callada en un vano intento de ahogar mi angustia de no poder verte, de sofocar el dolor punzante de tu ausencia. Veo tu figura en sueños y por un instante sonrío, al saber que las cadenas de la melacolía se oxidan, se desintegran infinitamente...Pero cuando ese instante pasa, con él se va mi felicidad y todas esas sonrisas cálidas del ayer se difuminan para dar paso a la fría oscuridad y con ella, tú, mi querida soledad.

*** *** ***

Una noche más sin tener tus besos es la peor de mis condenas, un día mas sin tocar tu piel es el peor castigo, aunque sé que dentro de poco volveremos a estar juntos mi alma te busca incansable y te llama a voz en grito, desgarrándose de dolor al saber que no encuentra la tuya que no podrá responderla con un tímido sonido de aprobación. Evito que las lágrimas se escapen cada mañana al descbrir que no duermes a mi lado, respirando de mi aire y dándome aliento con cada latido de tu corazón.

9 jul. 2010

Encontrándome

Perdida en el vacío del amanecer,
hastiada de tipos como tú,
que sólo buscan placer por una noche,
agotada después de beberme hasta la última gota de un ron empalagoso.

Déjame que te pregunte algo:
¿Así piensas conquistarme?
¿Con estúpidas sonrisas que en realidad guardan irrefrenables deseos?
Perdóname pero no soy como las demás,
me valoro y sé que merezco algo MEJOR que tú.

Irritada por tus comentarios cargantes me escabullo con mis amigas para evadirme
Ah, ¿aún sigues ahi? eres tan insignificante que te había perdido en medio de la gente.
Supongo que ahora esperas que te sonría y te siga el juego
pero estás terriblemente equivocado...

Quisiera que todas las noches de diversión no fueran así
pero por desgracia para mí, lo son.

Las mujeres no somos trozos de carne que se venden en un expositor, no somos objetos con los que podeís deshaogaros cuando os plazca.Ni mucho menos somos vuestras esclavas, ¿creéis en serio que podéis dominarnos?

Triste vuestro pensamiento si así es. Cuánto me gustaría ver cómo os las arreglais en un día de una mujer, cómo sois capaces de solventar los recados y atender la casa, cuidar a los niños y mantener las cuentas en orden.

Bien es cierto que en estos nuevos tiempos, muchos de vosotros también pasaís por lo mismo y ahí es donde realmente os admiro.

Pero creo que falta mucho por cambiar en esta sociedad... demasiados piropos repulsivos ya están rebosando el vaso de nuestra paciencia.Por el bien de todos, espero que lleguemos a un pacto para que asi se deshagan los prejuicios, se rompan las cadenas de la hipocresía y se mantenga el equilibrio entre adanes y evas.

6 jul. 2010

Diálogo


Cuentan que no hace mucho tiempo el caudaloso río mantenía largas conversaciones con la majestuosa montaña que le dió la vida:

-Querida montaña, -comienza el río-
¿qué ha pasado con tus verdes pastos en los que todas las noches los duendes y las ninfas jugaban? ¿Por qué ya no hay unicornios que sacien su sed con mis aguas cristalinas?

-Se han ido, -contestó la montaña- el hombre los ha olvidado.
Ahora sólo piensa en si mismo, en conseguir poder y riquezas, sin importar a costa de quien.

-¿Qué hemos hecho mal, madre? -Preguntó el río desesperado buscando consuelo en las dulces palabras de su progenitora-

-Nosotros no podemos hacer nada -Le dijo la sabia montaña-
El hombre también se ha olvidado de sus orígenes, cuando yo le daba cobijo y se refrescaba con tus mansas aguas, cuando cazaba los animales del bosque y sonreía sabiendo encender una hoguera. Ahora todo ha cambiado, sólo se guía por sus intereses, batallando constantemente con otros hombres en esa jaula de asfalto en la que viven, escuchando ruidos mecánicos llenos de vacío...

-¿Podemos hacer algo para salvarle? -El río inquiere de nuevo, esperando los consejos llenos de ancestra sabiduría-

-Lo único que nosotros podemos hacer, es esperar. Esperar a que el hombre sepa respetar, amar y ecordar su pasado, ese en el que era realmente feliz.

La montaña cerró los ojos poniendo fin a la conversación esperando desde sus más profundas raíces que el hombre escuchase sus palabras... su hijo, el río, hastiado de esperar, se secó.

¿Podremos escuchar a la montaña o ya estamos sordos...?

5 jul. 2010

● ... iLusα ... ●

La luz en las ventanas tintadas, ya se apagó
el chisporroteo de las llamas de la chimenea, se extinguió
mi sonrisa,llena de alegría, de mi rostro se borró.
Por eso estoy así, llena de dolor y de ira
las manos me tiemblan,
los ojos, húmedos, llenos de lejano amor...
Creo distinguir entre el gentío una nube borrosa ¿eres tú?
ilusa de mi que te busca incesante entre miles de personas
que sólo sabe esperar con un sonido nítido y claro resonando en mi mente..
¿sabes que sonido es?
es tu risa, que tintinea en mis oidos como el carillón con el que se divierten los niños.
Por mucho que miro sólo son sombras,
por mucho que busco, no te hallo,
simplemente la lluvia me empapa el recuerdo de tu figura
Solo soy una ilusa, que creía que podría soportar esta distancia sin derramar lágrimas

¡ ilusa de mi !

1 jul. 2010

Solitaria noche otra vez


Encerrada en esta noche con olor a soledad, te recuerdo.
Veo tu foto colgada en los pies de mi cama y como una cría, sonrío tontamente.
Es tan difícil no hacerlo... porque contigo he pasado mis mejores momentos, las tardes de risa y las noches derrochando pasión.
El viento me trae tu aliento, sintiéndome así protegida del día a día tan insípido y cruel.
¿Cómo estarás pasándolo tú?
Supongo que no es fácil avanzar con todo ese peso que cargas a tus espaldas,ni el mismo Atlas puede ayudarte con esta tarea.
Debes resistir y saber salir de ese caos que tienes sin mí... pues así aunque no lo creas, me ayudas a que el tiempo pase raudo para volver a encontrarnos, como si estos meses no hubieran transcurrido, como si nunca te hubieras ido.
Extraño tantas cosas que, cuando te vea, no sé como reaccionaré.
Puede que me quede quieta, observándote, adentrándome en tus ojos, vigilando al sol para que no avance si nosotros no lo deseamos.
Quizá me enrede en tus brazos, a la espera de que los segundos frenen indiscutiblemente, universalmente.
Es probable que te bese, secando esa sed que tanto tiempo venimos arrastrando y que debemos acallar con artimañas.
Pero lo más lógico será sonreirte, hacer brillar ese pedazo de cielo que tengo guardado para ti en ese gesto y que tú hagas lo mismo, que me sonrías como si no existiera el mañana y me hagas la persona más afortunada por tenerte cerca ^^.

25 jun. 2010

Yami



La luz surgió cuando vivíamos tiempos difíciles para desgarrar la oscuridad y convertirse en alas.
El frío sol me golpeó, pero mi libertad no puede ser enjaulada.
El espejo reflejó la misteriosa noche, todo se derretía al caer la mácara que cubría mi alma.
Destrozas las tinieblas mientras ruegas por una nueva oportunidad, esperando en las sombras una nueva era.
Deja libre a tu corazón para que vuele libre bajo el sol de medianoche.

24 jun. 2010

Supongo que es...amor



Se cruzó en mi camino con los ojos tristes y yo estaba atenta, más atenta de lo que he podido estar en mi vida.
De poco en poco una chispa se encendía en mi interior aunque sabía que él me trataba como una "amiga más"
Descubrimos muchas cosas el uno del otro en esas interminables conversaciones por teléfono. Para mí una hora hablando con él era como un segundo, no existía tiempo para nuestras risas de madrugada.
La oscuridad se volvía luz cada vez que le veía en esas aulas vacías de sentimientos. Por dentro gritaba, queriendo estar a su lado, pero la razón me cegaba, negándome toda esperanza. Los días de lluvia y los dias de sol se pasaban como un relámpago. Si no oía su voz por las noches, lloraba como una niña y en cada lágrima iba un pedazo de mi corazón que le buscaba incesante.
Fue entonces cuando me di cuenta de que los suspiros y las miradas cruzadas tenían un único sentido que yo no quería aceptar: Le amaba, más que a otra persona, a pesar del terror a ser herida, acepté que me gustaba.
Torpe y desorientada intenté declararle lo que sentía en una pequeña carta pero mis miedos me ataron las manos y fui incapaz. Vi en sus sonrisas las respuestas a mis latidos aunque las dudas me seguían embargando...
Y por fin una tarde de Junio mis sueños se hicieron realidad cuando me confesó que también deseaba estar conmigo.
Desde entonces estamos juntos, unidos por lazos irrompibles aunque en ocasiones nos asaltan las dudas sobre nuestro camino juntos. Sé que le daño a veces con mis actos pero lo hago incoscientemente, le quiero tanto que me ciega, igual que la misma luz solar.
Y ahora me hablas de "amor verdadero" ¿cuánto durará el hechizo, que se esconde en tus "te quiero"?
Parece imposible que las risas tímidas y las caricias temerosas hayan dado su fruto, que ahora nos amemos con tanta fuerza... cada vez que miro atrás y veo lo que me ha dado el destino me siente terriblemente afortunada de poder estrecharme entre sus brazos y sentir su aliento en mi cuello.
Le dedico esrtas líneas para que sepa a pesar de la cruel distancia que nos separa ahora mismo, que le quiero con todo mi ser y no soporto la ausencia que deja en mi alma.

23 jun. 2010

Muerte ven



La noche vuelve, y con ella, tu implacable sonrisa, tu fría mirada y tu guadaña tan escarpada como la montaña más alta.
<<¿Porqué estás aquí?>> Te pregunto intentando buscar una salida a esa prisión en la que me encuentro, pero tú, sonríes desde la ventana y sólo callas.
<<¿En verdad existes o eres fruto de mis sueños?>> Pienso mientras atraviesas el opaco cristal y te sientas a mi lado.
Mi cuerpo se estremece al sentirte... mis ojos te observan y sólo ven el vacío. Intento mover mis manos,pero sólo consigo que la sangre brote de mis muñecas, empapando mi ropa.
De repente me miras y te crecen dos alas negras que me envuelven como un manto de terciopelo, cálidas pero aterradoras, acogedoras pero misteriosas.
Es entonces cuando sonrío extasiada y dejo de sentir, mi cuerpo flota, mi cabeza está totalmente vacía de pensamientos, no hay recuerdos, no hay lejanos amores, tampoco esos intensos dolores.
Sólo veo humo gris embriagándome, y tu mano gélida que me transporta a un lugar inhóspito y desconocido.